Ahora sí, te presentamos el nuevo Toyota Yaris

Tras la presentación del Yaris Sport a principios de año (más información), Toyota nos muestra ahora al nuevo Yaris; un modelo que no es completamente nuevo, sino que se trata de una renovación (la segunda) del modelo lanzado al mercado en 2011 (tercera generación).

En el momento de su lanzamiento, la nueva gama Yaris estará compuesta por la versión híbrida y por una con un nuevo motor de gasolina.

Este nuevo motor tiene cuatro cilindros y 1,5 litros de cilindrada, da 111 CV de potencia máxima y tiene un par motor de 136 Nm a 4400 rpm. Toyota anuncia un 38,5 % de eficiencia térmica, conseguida gracias a la elevada relación de compresión, de 13,5:1, a adoptadar un sistema de recirculación del gas de escape (EGR) refrigerado y a ampliar el funcionamiento del reglaje variable de válvulas, de modo que el motor puede pasar de ciclo Otto a Atkinson para alcanzar una eficiencia óptima en diferentes condiciones de conducción.

Los ingenieros se han centrado asimismo en mejorar el consumo de combustible a velocidades sostenidas por autopista, lo que les ha llevado a adoptar, por primera vez en un Toyota, un colector de escape refrigerado por agua. En comparación con el motor de 1.33 litros que llevaba el Yaris 2015, la aceleración de 0 a 100 km/h es 0,8 segundos más rápida — 11,0 frente a 11,8 segundos—, mientras que a velocidades de adelantamiento en 5ª marcha la mejora es superior a un segundo, ya que acelera de 80 a 120 km/h en 17,6 segundos (18,8 s en el Yaris 2015). De momento no disponemos de cifras de consumo.

Como decíamos al principio, también estará disponible la versión híbrida que da una potencia total de 101 CV. Básicamente es la misma versión aunque desde Toyota indican que se han realizado cambios para conseguir una conducción más silenciosa y confortable, con un mejor nivel de manejo y precisión de la dirección. Entre otros elementos, se han instalado unos nuevos soportes del motor, unos nuevos ejes de transmisión delanteros, un bastidor auxiliar delantero, un sistema de admisión de aire modificado y se ha añadido un silenciador auxiliar al sistema de escape. También hay cambios en el sistema de amortiguación y en la dirección asistida eléctrica.

A nivel estético, esta renovación es mucho más severa que la introducida por Toyota en 2015. Entre los cambios más destacados están el diseño de los nuevos parachoques, el delantero incorpora una gran parrilla frontal (con diseño de panal de abeja en los acabados Feel!), marca de la casa y según la versión unos faros antiniebla con unas molduras cromadas.

También cambian los faros, con luz diurna led incorporada y los pilotos, que pueden tener ledes para algunas funciones. El portón trasero tiene un diseño con una caída menos pronunciada, según Toyota para crear una sensación de mayor longitud. Las llantas de aleación, que pueden ser de hasta 16 pulgadas tienen un nuevo diseño, y dependiendo del modelo, un acabado en dos tonalidades. Además hay una moldura en la parte inferior de las puertas (negra o cromada) y la carrocería puede ir pintada en dos nuevas tonalidades: Azul Hydro y Rojo Tokio.

Los cambios en el interior no se aprecian con tanta claridad, hay nuevas tapicerías, colores y acabados, se ha mejorado los mandos y botones de la consola central así como el sistema multimedia. Las inserciones y las salidas de ventilación tienen un nuevo diseño.

El cuadro de instrumentos puede tener ahora una pantalla de 4,2 pulgadas en la que se puede visualizar, entre otras cosas, los datos del ordenador de viaje. La información vista en esta pantalla se selecciona a través de los botones situados en el volante, que también recibe un nuevo diseño y puede tener inserciones en negro piano.

Una de las novedades de la gama es que en las versiones Bi-Tono del nuevo Yaris, cada color exterior cuenta con un tratamiento interior a juego: azul con azul/negro, burdeos con rojo/negro, gris cálido con bronce/negro y negro con blanco/negro. Los detalles de color comprenden las inserciones del cuadro de instrumentos y los paneles de las puertas, además de las inserciones de los respaldos de los asientos y los ribetes de los respaldos y los refuerzos de los asientos.

Toyota ha integrado el paquete Safety Sense como equipamiento de serie en todas las versiones del Yaris. Esto quiere decir que toda la gama irá equipada con el Sistema de Seguridad Precolisión con Frenado de Emergencia, el Control Inteligente de Luces de Carretera, el Avisador de Cambio Involuntario de Carril y el Reconocimiento de Señales de Tráfico (en combinación con la pantalla TFT del cuadro de instrumentos).

El nuevo Toyota Yaris será presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra 2017. La nueva imagen, con modificaciones considerables del diseño frontal y posterior, ha sido creada en el Centro Europeo de Diseño ED2 de Toyota, en el sur de Francia.

No hay comentarios

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: