Audi presenta el SQ5 con motor V6 de 354 CV

Audi ha dado a conocer el nuevo SQ5, la versión más potente y deportiva de la gama Q5 que fue presentada en el último trimestre del año 2016. Esta versión estará a la venta en Alemania a partir de mediados de 2017.

El nuevo SQ5 tiene un motor de gasolina V6 de 3,0 litros de cilindrada (3.0 TFSI) que da 354 CV de potencia máxima que entrega un par constante de 500 Nm entre 1370 y 4500 rpm. Comparando este motor con el de la generación anterior (que se vendió en América) el nuevo está fabricado en aluminio, pesa 14 Kg menos (175 Kg en total), tiene un turbocompresor de doble entrada (antes un compresor), el bloque y la culata cuentan con circuitos de refrigeración independientes, se ha mejorado el sistema de admisión variable y el colector de escape está integrado en la culata y bañado en refrigerante.

En la generación anterior también hubo una versión SQ5 aunque en aquel caso tenía un motor Diesel de 3,0 litros que daba 313 CV —326 versión Competition y 340 versión plus—, una versión Diesel llegará más tarde al mercado Europeo.

El SQ5 con el motor de gasolina puede acelerar desde parado hasta los 100 km/h en 5,4 segundos. El consumo medio homologado es de 8,3 l/100 km.

Solo está disponible con la caja de cambios de tipo convertidor de par (tiptronic) de 8 relaciones; según Audi las marchas inferiores cuentan con relaciones cortas y deportivas, mientras que el desarrollo en las marchas superiores es largo para reducir el régimen de giro del motor y el consumo de combustible. Siempre que se active la función en el Audi drive select, la transmisión conecta de forma automática el modo de marcha por inercia cuando se circula a velocidades entre 55 y 160 km/h.

Como es habitual en los modelos más prestacionales de la marca, la tracción es a las cuatro ruedas. Tiene un sistema que distribuye la potencia del motor según las condiciones; en una conducción normal se envía ligeramente más par al eje trasero y por ejemplo, para mejorar el manejo del vehículo en el paso por curva en una conducción deportiva, el software se encarga de aplicar ligeramente los frenos a las ruedas interiores para que el coche se inscriba en la curva de forma más precisa. De manera opcional existe un diferencial trasero que permite enviar más par a la rueda exterior cuando se acelera en curvas de radio cerrado.

Tiene una suspensión de cinco brazos en los ejes delantero y trasero y un sistema de amortiguación de dureza variable. La amortiguación adaptativa CDC se integra en el sistema Audi drive select junto con el motor, la dirección, el cambio tiptronic y el diferencial deportivo opcional. De manera opcional hay una suspensión con muelles neumáticos que permite al conductor adaptar la amortiguación y la altura de la carrocería.

El SQ5 tiene de serie una dirección electromecánica con ajustes específicos para esta versión, de manera opcional, hay una dirección dinámica, que varía la desmultiplicación en función de la velocidad y del ángulo de giro del volante. Las llantas de serie son de 20 pulgadas montadas sobre unos neumáticos de medida 255/45; de manera opcional hay cinco diseños diferentes para las llantas de 21". El sistema de frenos está compuesto por pinzas fijas de seis pistones (con el logotipo S, pueden ir pintadas en rojo) y unos discos de 350 mm.

El nuevo Audi SQ5 mide 4.671 mm de longitud, 1.893 mm de acho y su altura es de 1.635 mm, con una distancia entre ejes de 2.824 mm. Su peso en vacío es de 1.995 kg, 35 kg menos que su antecesor. La carrocería está realizada con una combinación de aluminio y aceros de alta resistencia.

Estéticamente se diferencia del resto de la gama por el parachoques delantero que tiene un diseño más deportivo, por la parrilla del radiador formada por dobles listones en aluminio y elementos de contraste en gris mate, por las molduras laterales que son específicas, por el parachoques posterior que tiene un difusor de mayor tamaño en el que están integradas las cuatro salidas de escape, por las carcasas de los retrovisores que son de aluminio o por las llantas de aleación. El color negro pantera es específico para la versión SQ5.

En el habitáculo también hay cambios, aunque son menos llamativos. Los asientos deportivos en diseño S están tapizados en Alcantara y piel, de manera opcional pueden estar tapizados en cuero Nappa. El volante de diseño deportivo S tiene costuras en color contraste, al igual que los asientos. Las insercioens decorativas de serie tienen acabado aluminio cepillado, en opción hay distintas maderas así como un acabado en fibra de carbono. Los pedales y el reposapiés cuentan con una terminación en acero inoxidable. Los umbrales en las puertas iluminados con el logotipo S.

Entre el equipamiento disponible está el Audi Virtual Cockpit que sustituye el habitual cuadro de instrumentos por una pantalla a color de 12,3 pulgadas; el sistema multimedia Audi MMI Navegación plus con MMI all-in-touch y pantalla de 8,3 pulgadas, conexión a Internet a través de la SIM integrada, un sistema de sonido desarrollado por el especialísta Bang & Olufsen o un sistema de información en el parabrisas.

Como en el resto de la gama Q5 puede tener múltiples sistemas de seguridad y de ayuda a la conducción, como el sistema de reconocimiento de señales basado en una cámara de video, el control de descenso y de velocidad adaptativo (ACC) con función de conducción en atascos; el sistema de mantenimiento de carril, la alerta por colisión, el asistente de tráfico trasero (Audi cross traffic assist rear), el sistema de advertencia de salida (Audi exit warning system) y el asistente anti colisión y de giro (Audi turn assist). También está disponible el Audi pre sense city que avisa al conductor sobre la presencia de peatones y otros vehículos, e inicia de forma automática una frenada de emergencia dentro de los límites del sistema.

No hay comentarios

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: