El nuevo Porsche 911 GT3 mantiene el motor atmosférico

Era una de las grandes incógnitas que el aficionado de Porsche tenía sobre la siguiente generación GT3: ¿seguirían manteniendo el motor atmosférico o incorporarían los turbocompresores como en el resto de la gama? Hemos tenido que esperar hasta el primer día del Salón del Automóvil de Ginebra para salir de dudas: "larga vida al atmosférico".

El nuevo Porsche 911 GT3 tiene un motor de gasolina bóxer de seis cilindros y cuatro litros de cilindrada que da 500 CV de potencia máxima. Según indica Porsche este motor es heredado del que tiene el 911 GT3 Cup de competición ("prácticamente sin cambios"). El motor tiene una relación peso/potencia de 3,88 kg/kW (2,86 kg/CV) y va asociado a una transmisión de doble embrague y siete marchas (PDK) puesta a punto específicamente para este modelo. Aunque Porsche también ofrece la posibilidad sin cargo de montar una caja de cambios manual de seis relaciones.

Con la PDK el 911 GT3 puede acelerar desde parado hasta los 100 km/h en 3,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 318 km/h. Con la transmisión manual la velocidad punta es superior: 320 km/h pero el tiempo empleado en el 0 a 100 km/h en ligeramente peor: 3,9 segundos.

La tracción es siempre a las ruedas traseras. Esta versión también se beneficia de un eje trasero direccional. Dependiendo de la velocidad, puede girar en la misma dirección o en la opuesta a las ruedas delanteras, consiguiendo así una mejora en la agilidad y estabilidad del vehículo. Los soportes de motor dinámicos y el diferencial autoblocante trasero también impulsan el dinamismo en la conducción del coche.

El chasis del nuevo 911 GT3 se beneficia de la experiencia en competición de Porsche y su puesta a punto ha sido afinada para lograr un dinamismo todavía mayor. El nuevo biplaza es 25 mm más bajo que el 911 Carrera S.

Estéticamente es muy fácil diferenciar esta versión del resto de la gama. El paragolpes delantero tiene unas entradas de aire sobredimensionadas con spoiler específicos. Aunque la mayor diferencia se encuentra en la zaga donde predomina un enorme alerón fabricado en fibra de carbono.

En el habitáculo hay varios elementos que nos indican que estamos en un 911 GT3. Por ejemplo, el volante es el mismo que utiliza el 918 Spyder, sin botones. Los asientos de serie, denominados Sports Plus, tienen refuerzos laterales de sujeción y ajuste mecánico longitudinal. La altura y posición del respaldo tienen regulación eléctrica. Además, como suele ser normal en este tipo de vehículos, hay una jaula antivuelco y la zona donde suelen ir los asientos traseros está cubierta, ya que es un biplaza.

Porsche ofrece tres variantes de asientos adicionales para el 911 GT3. Por un lado, están los Sports Plus con ajuste eléctrico de todas las funciones (18 reglajes). La siguiente alternativa son unos baquets deportivos con respaldo abatible, que llevan el airbag de tórax integrado y tienen regulación longitudinal manual. La tercera opción son unos baquets completos, hechos de plástico reforzado con fibra de carbono y acabados con un tejido de carbono.

A pesar de ser un coche pensado para el circuito, también hay elementos de confort como el climatizador de doble zona el sistema multimedia PCM (Porsche Communication Management), este además de incorporar un módulo de navegación online con información de tráfico en tiempo real (como el resto de la gama) tiene el módulo Connect Plus y es compatible con la aplicación móvil Track Precision. Ésta última permite a los conductores del 911 GT3: ver, grabar y analizar los datos detallados de conducción en su teléfono móvil.

Ya se pueden hacer pedidos del 911 GT3. Se lanzará al mercado a mediados de mayo y su precio final en España será de 175.437 euros.

0 Comments

  1. […] el depósito lleno, es de 1470 kg. Un 911 Turbo S con tracción total pesa 1675 Kg. El 911 GT3 —del que hablamos en esta entrada—, que por su planteamiento radical, sería el escalón que hay debajo del GT2 RS pesa 1505 kg con […]

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: