Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/7/d514289000/htdocs/clickandbuilds/TheBox85/wp-includes/post-template.php on line 284

Lamborghini Aventador S, un paso más hacia el deportivo perfecto

A finales de 2012 Lamborghini puso a la venta el Aventador, modelo que reemplazó al Murciélago, sucesor del afamado Diablo; tuvimos que esperar hasta marzo de 2015 para ver la versión Super Veloce (agosto para el LP 750-4 SV Roadster) y ahora, justo cuando estamos dando por cerrado el año 2016, los de Sant'Agata Bolognese presentan la última evolución: el Aventador S.

Podríamos decir, de primeras y sin dar muchas explicaciones, que el Aventador S es la típica actualización que se suele hacer cuando un modelo está aproximadamente a mitad de su ciclo de vida. Esta nueva versión, es a todas luces una mejora de la estándar, una mejora que al futuro propietario "solo" le costará 15 700 euros más (el precio final del Aventador S en España es de 382 211 €).

El motor es el mismo en las tres versiones que hemos mencionado en este texto, un doce cilindros situados en uve con 6,5 litros de cilindrada. Respecto al motor de la versión de acceso a la gama, la S tiene ciertas mejoras que permiten ganar par motor en régimen medio (en el máximo no varía, 690 Nm a 5500 rpm), alcanzar un número más elevado de revoluciones (ahora 8500, antes 8350 rpm) y aumentar 40 CV, siendo así la potencia final de 740 CV, solo 10 menos que las versiones SV. Esta versión tiene una relación peso-potencia de tan sólo 2,13 kg/CV.

El Aventador S puede acelerar desde parado hasta los 100 km/h en 2,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 350 km/h. Mismas cifras que el Aventador de 700 CV y ligeramente inferiores a las del Aventador SV (de 0 a 100 km/h en 2,8 s y más de 350 km/h, aunque no se especifica).

Como en el modelo estándar, tiene un sistema de parada y arranque automático del motor en las detenciones, una caja de cambios automática de siete relaciones, denominada ISR y tracción a las cuatro ruedas, pero esta versión tiene unos nuevos parámetros para el control de estabilidad y se ha mejorado la electrónica, con una unidad de control inteligente (LDVA, Lamborghini Dinamica Veicolo Attiva) que permite enviar más par a las ruedas posteriores.

El chasis del Aventador S conserva el monocasco de fibra de carbono del Aventador, que permite rigidez en un peso contenido (en seco) de 1575 kg. Es nuevo el sistema de suspensión, que se ha tenido que rediseñar para adaptarlo a la mayor novedad de esta versión, un eje posterior direccional. Este sistema de dirección en las cuatro ruedas es la primera vez que es utilizado por Lamborghini en un modelo de serie, una función similar por ejemplo al que utiliza Porsche en el 911 2016. Este sistema actúa de dos maneras: cuando la velocidad es baja, las ruedas del eje posterior giran en sentido contrario a las del eje delantero, de esta manera mejora la agilidad; en cambio, a alta velocidad, las ruedas posteriores lo hacen en el mismo sentido, permitiendo aumentar la estabilidad. Además de adaptar la suspensión, también se han diseñado en colaboración con Pirelli unos nuevos neumáticos (específicos) que van montados en llantas de 20 y 21 pulgadas en el eje delantero y trasero, respectivamente.

El sistema de frenos está formado por discos cerámicos de carbono, ventilados y perforados, de 400 mm en el eje delantero y 380 mm en el trasero. Según los datos proporcionados por Lamborghini, el Aventador S puede detenerse completamente circulando a 100 km/h en 31 metros.

El Aventador S tiene también un trabajo estético detrás, aunque como indican desde Lamborghini, todas las modificaciones tienen un fin: obtener la máxima eficiencia aerodinámica. Son nuevos los paragolpes delantero y trasero, el difusor posterior (que puede estar fabricado por completo en fibra de carbono), la triple salida de escape (el sistema de escape es un 20% más ligero), el alerón trasero activo (tiene tres posiciones que varían en función de la velocidad y el modo de conducción seleccionado).

Con estos cambios, la marca italiana asegura que el Aventador S obtiene una carga aerodinámica un 130 % mayor en el eje delantero, un 50 % global y reduce en más de un 400 % la resistencia aerodinámica respecto a un Aventador de 2012.

Otra de las novedades del Aventador S es la posibilidad de seleccionar un cuarto modo de conducción, permitiendo al usuario ajustar el comportamiento del sistema de tracción (motor, caja de cambios, tracción), la dirección (LRS, LDS y Servotronic) y la suspensión (LMS). Los programas existentes hasta ahora eran STRADA, SPORT y CORSA, el nuevo se denomina EGO.

El modo STRADA es en el que prima el confort de marcha, según la marca, el utilizable en conducción diaria, con un ajuste de la suspensión más blando, en este caso, el reparto de par es 60/40. En el modo SPORT el reparto puede llegar a ser, según la demanda de tracción de hasta un 10/90, aunque si no se requiere, mantiene la distribución estándar de 60/40.

El modo CORSA se ha configurado para que el control de estabilidad sea lo menos intrusivo posible, los ajustes pasan a su versión más radical, permitiendo al conductor extraer el máximo potencial posible en cada situación.

En el habitáculo hay pequeños pero sustanciales cambios. Por ejemplo, el cuadro de instrumentos está formado por una pantalla TFT con nuevos grafismos que se pueden seleccionar al gusto en el modo EGO. Además, el sistema multimedia es compatible con AppleCarPlay para una integración completa de dispositivos Apple. Una de las opciones disponibles es el sistema de telemetría, permite entre otras cosas grabar tiempos por vuelta y el rendimiento del vehículo o datos del viaje realizado.

Y como siempre en este tipo de vehículos, el habitáculo del Aventador S es completamente personalizable a través del departamento AD Personam, pudiendo construir un vehículo realmente único.

En primavera de 2017 se entregarán las primeras unidades del nuevo Lamborghini Aventador S, disponible en Europa, Reino Unido, Estados Unidos, China y Japón.

 

No hay comentarios

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: