NAIAS 2017: Así es el Audi Q8 concept

Unas semanas antes de que finalizara el 2016, Audi mostró unos bocetos para anunciar que durante el Salón del Automóvil de Detroit, conoceríamos el prototipo denominado Q8, un modelo que adelanta las líneas de un futuro modelo de producción.

Ahora, ya conocemos más cosas sobre este prototipo, ¿quieres conocerlas? Pues te invito a que continues con nosotros. El Q8 concept es un vehículo con carrocería de todoterreno que mide 5,02 metros de longitud, 2,04 metros de ancho y 1,70 m de alto. El maletero tiene una capacidad de 630 litros. Actualmente, Audi comercializa el Q7, que por tamaño es similar (5,05 m de largo, 1,97 de ancho y 1,74 m de alto) pero el concepto de vehículo es totalmente diferente. Las alternativa actuales por el tipo de carrocería —con la línea del techo muy caída— serían el BMW X6 o el Mercedes-Benz GLE Coupé.

El Q8 concept es un vehículo híbrido enchufable. El motor de combustión es de gasolina, tiene 6 cilindros situados en uve y 3,0 litros de cilindrada —3.0 TFSI—. Da 333 CV de potencia y tiene un par máximo de 500 Nm. Por su parte, el motor eléctrico genera 100 kW de potencia y 330 Nm. Junto con un desacoplador, va integrado en la caja de cambios de tipo convertidor de par y ocho velocidades (Tiptronic). En conjunto el sistema consigue 449 CV y 700 Nm de par.

La batería que suministra energía al motor eléctrico es de iones de litio y está situada en la parte trasera. Tiene una capacidad de 17,9 kWh, que según Audi da una autonomía en modo eléctrico de 60 km, mientras que la autonomía total utilizando también el motor TFSI es superior a los 1000 kilómetros. Utilizando una toma de salida de 7,2 kW es posible cargar completamente la batería en, aproximadamente, dos horas y media.

El Audi Q8 concept puede acelerar desde parado hasta los 100 km/h en 5,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h. De acuerdo con los estándares de homologación que se aplican a los vehículos híbridos enchufables, su consumo es de 2,3 l/100 km recorridos en el ciclo europeo NEDC.

Existen tres modos de conducción —EV, hybrid y battery hold— que se activan a través de un botón situado en el volante. El modo "EV" prioriza la conducción eléctrica, mientras que en el modo "hybrid" la decisión relativa al tipo de propulsión a emplear se deja en manos del sistema de gestión híbrido. En el modo "battery hold" se ahorra la energía eléctrica que hay disponible en un momento determinado para hacer un uso posterior de ella.

Las suspensiones delantera y trasera han sido diseñadas con cinco brazos fabricados en aleación ligera; tiene un sistema de suspensión neumática adaptativa que permite ajusta la distancia al suelo de la carrocería en dos niveles, con 90 milímetros de diferencia entre ambos. Las llantas son de 23 pulgadas y van montadas sobre unos neumáticos de medida 305/35. Para frenar el conjunto, Audi ha incluido un sistema de frenos cerámicos de 20" de diámetro.

Los faros del Audi Q8 utilizan tecnología láser para las luces largas y de cruce. Cada una de las unidades individuales de iluminación lleva una cubierta de vidrio, pero el conjunto del faro está abierto. La luz láser azul con forma de X está dividida en más de un millón de píxeles, puede iluminar la carretera controlando la precisión del haz y con una gran resolución. Una estrecha tira de LED situada por debajo del borde del capó frontal sirve tanto para la luz dinámica de los intermitentes como para la luz de marcha diurna. Esta tira envuelve la parte exterior de los faros.

El Q8 concept es un vehículo de cuatro plazas. Tiene cuatro asientos independientes, los dos delanteros son deportivos, todos tienen una tira horizontal de aluminio divide los respaldos a la altura de la línea de hombros de la ventanilla. Están tapizados de cuero Nappa y cuero Nubuk, ambos en tono plata pastel.

Este Audi muestra un salpicadero sin apenas botones físicos, hay varias pantallas, por ejemplo una situada delante de la palanca de cambios que sirve para manejar el climatizador de doble zona —existe un sensor que detecta si hay un pasajero, en caso de no haberlo, el climatizador es monozona—. Encima, está la pantalla del sistema multimedia, de control táctil, Audi abandona así el MMI que tienen los modelos actuales, un mando situado entre los asientos que permite manejar todas las funciones del vehículo (salvo en el TT).

Como en algunos modelos actuales, el cuadro de instrumentos se ha sustituido por una pantalla TFT de 12,3 pulgadas, aunque en esta ocasión, alcanza una resolución de 1920x720 píxeles. El Q8 concept también tiene un sistema que proyecta sobre el parabrisas la información más importante, como la velocidad o las indicaciones del navegador.

Tendremos que esperar todavía para ver el Q8 circulando por nuestras calles, aunque tampoco mucho, ya que desde Audi anuncian que en 2018 existirá un modelo de producción basado en este prototipo. Paciencia!!

No hay comentarios

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: