Škoda Kodiaq Sportline, para los que buscan una mayor deportividad

Hace tan solo dos días os mostrábamos el Škoda Kodiaq Scout, una versión con pequeñas diferencias que facilitaban su uso fuera de terrenos asfaltados. Y hoy, en contraposición a este modelo, os traémos el Kodiaq Sportline.

El Škoda Kodiaq, un todoterreno de 4,70 m que ofrece hasta siete asientos, es el último integrante de la marca checa. Esta versión tiene un enfoque más deportivo que el resto de la gama.

Se puede elegir con cuatro motores, dos de gasolina y dos Diesel, todos ellos asociados al sistema de tracción total. Los de gasolina son un 1.4 TSI de 150 CV y un 2.0 TSI de 180 CV. Los Diesel son un 2.0 TDI de 150 CV y un 2.0 TDI de 190 CV. Škoda no da información sobre las transmisiones disponibles.

Las versiones Sportline se diferencian del resto de la gama por tener un paquete de diseño en color negro para el exterior, visible en la parrilla del radiador, en las carcasas de los retrovisores, en las barras longitudinales del techo y en las molduras laterales de las ventanas. Además, el paragoches trasero tiene un embellecedor plateado en la parte inferior.

También se identifican a estas versiones porque los embellecedores laterales de las puertas están pintados en el color de la carrocería, por las insignias que hay encima de las aletas delanteras, por tener las lunas tintadas o por las llantas de aleación de 19 pulgadas con un diseño específico. De manera opcional también están disponibles unas llantas de 20 pulgadas.

Las versiones Sportline están basadas en las Ambition, pero además de todo el equipamiento de estas últimas, incorporan asientos delanteros deportivos con ajuste eléctrico y función memoria en el del conductor, tapicería de Alcántara cosido con hilo plateado, volante deportivo, pedales de aluminio, alfombrillas con ribetes en plata, pantalla del cuadro de instrumentos de mayor tamaño, iluminación ambiental LED, umbrales de las puertas con el logotipo Kodiaq o retrovisores exteriores con función de plegado eléctrico.

Además tiene hasta seis modos de conducción —Normal, Deporte, Eco, Individual, Confort, Nieve— y en la pantalla multimedia del salpicadero se pueden ver las fuerzas G, la presión de la turboalimentación, la potencia actual del motor y la temperatura del aceite y del líquido refrigerante.

El Škoda Kodiaq Sportline se presentará por primera vez en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra 2017. Škoda presentará junto a esta la otra variante del Kodiaq, el Scout, además de otras novedades. El Salón del Automóvil estará abierto al público del 9 al 19 de marzo de 2017.

No hay comentarios

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: