Solo podía pasar en América: Dodge Challenger SRT Demon

El Salón del Automóvil de Nueva York acaba de abrir sus puertas, y entre las múltiples novedades existentes, queríamos destacar el nuevo Dodge Challenger SRT Demon, una versión especial con la que se puede circular y que está destinada a las "drag race", el cuarto de milla que tan frecuente se puede ver en EE.UU.

Mientras Ford con el Mustang GT350R y Chevrolet con el Camaro ZL1 1LE han querido hacer una versión especial de sus deportivos pensando en su uso en circuito, Dodge apuesta por el cuarto de milla, ofreciendo algo hasta ahora inédito en el mundo del motor: poder conducir por la calle el mismo coche que en la pista, dejando así de lado, los múltiples kits que hay para transformar los modelos de calle.

El Challenger SRT Demon tiene bajo el capó un enorme motor V8 sobrealimentado de 6,2 litros que ofrece 852 CV de potencia máxima que se quedan en 819 si no se utiliza combustible de alto octanaje. También se puede limitar a 507 CV y a un máximo de 4000 rpm, es el modo "Valet" y se ha creado por si hay que dejar el coche a un aparcacoches o a algún amigo patoso.

El motor 6.2 HEMI procedente del Challenger SRT Hellcat (717 CV) ha sido modificado, por ejemplo, tiene un compresor de mayor tamaño (2,7 litros en lugar de 2,4) que funciona a mayor presión, el rango de revoluciones ahora llega hasta 6500 rpm, se ha revisado por completo el sistema de inyección, hay un nuevo sistema de admisión y se ha equipado con el SRT Power Chiller, básicamente es un aire acondicionado que refrigera la entrada de la admisión.

Para conseguir la máxima potencia y potencial de este mata cronómetros, además del mencionado combustible, hay que adquirir un kit de accesorios que van en una maleta metálica y que se pueden guardar en el maletero. En esa caja se encuentra un filtro de aire específico, un termostato de baja temperatura, un mapa de motor especial y un interruptor que activa todo el potencial del motor. Además en la caja también se encuentran unos neumáticos delanteros muchísimo más estrechos, pues los que tienen de serie son de medidas 315/40 R18 en ambos ejes —son unos Nitto NT05R y están homologados para su uso en la calle— y todas las herramientas necesarias para su instalación.

La suspensión es específica para este modelo con amortiguadores adaptativos, solo así se puede conseguir que en la pista se pueda transferir sobre el eje trasero una gran carga y en la calle se pueda circular cómodamente y con seguridad.

El Demon tiene un sistema de salida preparado para participar en el cuarto de milla. Sí, eso tan típico que vemos los europeos en estas cosas yankis: aquello del coche parado y las ruedas posteriores quemando goma. Para que esto sea posible, se ha creado un modo específico que combina el sistema de frenos, con el motor y con la transmisión de 8 velocidades de tipo convertidor de par —TorqueFlite 8HP90— que monta de serie.

Y como en cualquier deportivo con ADN circuitero, hay una cura de adelgazamiento. El Challenger SRT Demon es un monoplaza, sí, no nos hemos confundido; solo hay un asiento, aunque si el cliente quiere añadir el peso de los asientos eliminados puede hacerlo por la simbólica cantidad de 1 dólar. También se ha eliminado el sistema de sonido de 16 altavoces que también podrá ser montado de manera opcional por la cantidad de one dollar.

Para terminar, los datos, ya que su principal uso es correr el cuarto de milla, son importantes. Esta bestia puede acelerar desde parado hasta los 96,56 km/h —lo que vienen siendo el 0-60 mph— en 2,3 segundos.

Acaba de llegar y ya tiene dos récords: es el coche de producción más rápido en el cuarto de milla, emplea solo 9,65 segundos —llegando a 225 km/h— y también es el único capaz de hacer un caballito: ¿circular solo con las ruedas traseras en el suelo? pues sí, o pensaban que la escena final de A todo gas 1 no era cierta.

Un coche creado por y para los americanos (3000 unidades), aunque sus vecinos canadienses también podrán adquirir uno (300 unidades), llegará en otoño y seguro que pronto YouTube estará lleno de vídeos de este demonio del cuarto de milla.

No hay comentarios

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: