Una novedad para tener muy presente, así es el Volvo XC60 2017

Han pasado nueve años desde la aparición en el mercado del XC60, un modelo del que se han vendido cerca de un millón de unidades en todo el mundo. Volvo ha continuado la línea de estilo que empezó en el nuevo S90 y que ha continuado en el XC90.

Estéticamente el nuevo modelo es un XC90 que ha pasado por la máquina de reducción de tamaño, pero, si ha funcionado en el XC90, por qué no hacerlo con este. A nosotros nos gusta mucho y es uno de los modelos "de calle" que más expectación ha causado en el Salón del Automóvil de Ginebra.

Y hablamos de reducción de tamaño porque mide 4,69 m de longitud, se queda a 26 cm del XC90. Una longitud similar a la del Audi Q5 (4,66 m), Mercedes-Benz GLC (4,66 m) o a los de reacciones más deportivas como el Alfa Romeo Stelvio (4,68 m) o Porsche Macan ( 4,67 m). La altura del XC90 es de 1,69 y sus cotas de todo terreno son: altura libre al suelo 216 mm, ángulo de entrada 23,1º, de salida 20,8º y ángulo ventral 25,5º.

Tiene un maletero de 505 litros, salvo el del Macan, es más pequeño que el del resto de rivales que hemos mencionado en el párrafo anterior.

La gama de motores está compuesta por dos de gasolina y dos Diesel. Los de gasolina son las versiones T5 de 254 CV y la T6 de 320 CV. Las versiones Diesel son la D4 que tiene 190 CV y la D5 que da 235 CV. Todos los motores van colocados transversalmente, son de cuatro cilindros, tienen 2,0 litros de cilindrada y están sobrealimentados mediante turbo, en el caso del motor de la versión T6 además del turbocompresor tiene un compresor volumétrico. De momento, todas las versiones están vinculadas al sistema de tracción total y a la transmisión automática de ocho velocidades. Vamos, todo igual que en el XC90.

En la gama XC60 también hay hueco para la versión híbrida enchufable que Volvo denomina T8 Twin Engine con 408 CV. El motor de combustión es el mismo que el de la versión T6 (320 CV y 400 Nm de par). El eléctrico da 88 CV y un par motor de 240 Nm. Este último obtiene la alimentación de una batería de iones de litio de 10,4 kWh que permite una autonomía completamente eléctrica de unos 45 km. La carga se realiza en 3 horas en un enchufe de 16A.

Como el exterior, el habitáculo del nuevo XC60 se ha diseñado a imagen y semejanza del XC90. Detalles como el pomo de la palanca de cambios, el botón de arranque junto con el mando del Drive Mode o las salidas de ventilación son directamente heredadas del XC90, igual que el sistema multimedia Sensus con pantalla táctil. Un avanzado sistema que es además compatible con dispositivos móviles inteligentes gracias al uso del protocolo Apple CarPlay o Android Auto.

Es nuevo el climatizador de cuatro zonas "CleanZone" que según Volvo elimina las sustancias y partículas contaminantes del exterior del habitáculo y distribuye un aire puro y fresco en el interior.

Hay nuevos sistemas de ayuda para la conducción como el "Pilot Assist", que ayuda al conductor mediante conducción semiautónoma, se encarga de la dirección, la aceleración y el frenado en carreteras bien señalizadas hasta 130 km/h. También está el "City Safety" que incluye una función de ayuda a la dirección, el denominado "Atenuación de colisiones con vehículos del carril contrario" que utiliza esta tecnología de ayuda a la dirección para mitigar las colisiones frontales o el "Sistema de información de puntos ciegos" (BLIS) que utiliza ahora las funciones de ayuda a la dirección para reducir el riesgo de colisiones por cambio de carril.

No hay comentarios

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: