WRC Montecarlo: Todo ha cambiado para que nada cambie

El WRC ha arrancado; una temporada, la 2017, llena de cambios en la reglamentación, con nuevos coches, marcas que regresan al Mundial...pero al final, parece que todo sigue como en las pasadas campañas, y es que, Sébastien Ogier e Ingrassia han vuelto a conseguir ganar una prueba del WRC.

Aunque el estreno de los nuevos coches y equipos ha quedado empañado por la tragedia: un espectador falleció cuando, estando situado en una zona poco o nada recomendable, fue atropellado por Paddon/Kennard justo en el momento en el que perdieron el control de su coche en una zona con mucha nieve. El piloto de Hyundai se retiró del Rally por respeto a la familia del fallecido y la SS1 fue anulada.

Tras la suspensión del primer tramo, el primer líder del Rally de Montecarlo fue Neuville que venció en el SS2, terminando el primer día liderando con su Hyundai i20 Coupé WRC. El viernes fue también un día propicio para Neuville que ganó tres de los seis tramos, Ogier cogió el ritmo a su Fiesta y se impuso en los dos últimos del día. Aunque la clasificación la seguía comandando el de Hyundai. El viernes también nos dejaba el abandono de Meeke, la esperanza de Citroën en este WRC, tuvo problemas en la suspensión.

Con el scratch de la SS9 por parte de Neuville, comenzaba el sábado; y con ello el aumento de su ventaja hasta el minuto frente a Ogier, segundo; el piloto de Hyundai optó por ser cauto en las siguientes dos especiales mientras que Ogier comenzaba asumir riesgos para recortar diferencias, una decisión que le hizo salirse de la pista sin consecuencias e incluso también llegó a tocar con un talud, pero el destino o la suerte estaban de su lado, y más, cuando en la última especial del día, Neuville rompía la suspensión trasera izquierda y le dejaba fuera de carrera. Ogier dormía líder en la noche del Monte.

Mientras tanto Tänak que tenía constantes problemas con la caja de cambios de su Fiesta ascendía a segunda posición, Latvala en el estreno del Yaris WRC perdía tiempo en los tramos de la tarde cuando sus neumáticos perdieron clavos, pero mantuvo el cuarto puesto; Sordo se tenía que conformar con terminar el sábado en quinta posición detrás del DS 3 WRC de Breen, tras salvar el Rally al conducir sin dirección asistida. Evans, con el tercero de los Fiesta WRC marcaba las diferencias y conseguía tres scratch que le servían para remontar hasta la sexta posición.

Cuatro tramos para el domingo y el primero de ellos (SS14) se lo adjudicaba Dani Sordo con su Hyundai i20 Coupé WRC; en ese mismo tramo, Tänak perdía 11 s con Ogier y además, su Fiesta volvió a dar problemas, esta vez, el motor solo funcionaba con dos cilindros. El estonio intentó y consiguió reparar el coche antes del mítico Col de Turini (SS15), pero empezó la especial con cinco minutos de retraso, incurriendo en una penalización de 50 segundos; sumado a los casi 90 segundos que perdió en los 21.36 kilómetros de esta especial, Tänak caía hasta la tercera posición y le tocaba aguantar a Dani Sordo. Estos problemas los supo aprovechar Latvala que disputó las dos primeras especiales del día pensando en no sobrecalentar los neumáticos.

El penúltimo tramo se tuvo que cancelar por motivos de seguridad debido al gran número de espectadores mal situados. Sólo quedaba disputar el Power Stage en el Turni para que Ogier volviese a ganar un Rally, para que Latvala finalizase segundo, permitiendo a Toyota subir al podium en su regreso al WRC y para que un equipo semiprivado como M-Sport, pueda empezar la temporada con dos coches encima del cajón (Ogier y Tänak), incluyendo una victoria que no se producía desde noviembre de 2012.

Y así sucedió, Ogier y su copiloto Ingrassia volvían a abrir el champagne encima de un coche, esta vez de un Ford Fiesta WRC. El Power Stage fue para Neuville que pudo reengancharse el domingo y sumó unos puntos que a lo largo de la temporada resultarán muy valiosos. Dani Sordo finalizó el Rally en cuarta posición, seguido de Breen con un DS 3. Para ver un Citroën C3 WRC hay que bajar hasta el décimo lugar que lo ocupa Lefebvre.

Y no queremos cerrar este resumen sin mencionar al que fue el tercer piloto de VW Motorsport las últimas temporadas: Mikkelssen. El piloto que, tal y como os informamos hará unas semanas, disputaría el Rally de MonteCarlo a los mandos de un Skoda Fabia R5, terminó en séptimo lugar, detrás de Evans y siendo el vencedor de la categoría WRC2.

Clasificación tras la disputa del Rallye de MonteCarlo 2017:

  1. Ogier 25 puntos
  2. Latvala 18 puntos
  3. Tänak 15 puntos
  4. Sordo 13 (12+1) puntos
  5. Breen 10 puntos
  6. Evans 10 (8+2) puntos
  7. Mikkelsen 6 puntos
  8. Lefebvre 6 (2+4) puntos
  9. Neuville 5 (0+5) puntos
  10. Kopecky 4 puntos
  11. Hanninen 3 puntos
  12. Bouffier 1 punto

Clasificación de los constructores, recordad que de los tres coches las marcas eligen a dos para puntuar:

  1. M-Sport Word Rally Team 40 (25+15) puntos
  2. Toyota Gazoo Racing WRC 24 (18+6) puntos
  3. Hyundai Motorsport 20 (12+8) puntos
  4. Citroën Total Abu Dhabi WRT 10 (10+0) puntos

La próxima cita tendrá lugar entre los días 9 y 12 de febrero con el Rally de Suecia.

0 Comments

  1. […] el WRC de Monte Carlo y con el resultado del Rally de Suecia, los aficionados pueden respirar tranquilos, los cambios en […]

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: